22 noviembre 2013

Carrusel rolero: ¿por qué, en el nombre de los testículos del Minotauro, me he comprado esto?

Venga, al primero que acierte la referencia del título del post le regalo un canguingo. Con patas de peces.

Este mes el carrusel, anfitrionado por el ¡PODEROSO! Crom, trata de esas compras malditas que no deberías haber hecho.

He sacado un... eh... un...

Son feos. Pero no solo son feos. Son ilegibles. Son dados braille, hay que meter la uña para saber qué has sacado. Son el horror de las partidas con poca luz, de las mesas largas, de los sistemas con muchas tiradas. Son los dados que diseñaron los oculistas una noche que salieron de drogas con los ocultistas.

Alguno se los ha llevado a la boca creyendo que eran caramelos.

La primera vez que escuchas la palabra "marmóreo" no sabes cuánto la vas a odiar. Yo los uso como detectores de munchkins. Pongo uno de estos al lado de otro que se lee perfectamente y el primero que se lanza a por el dado ilegible es sin duda el trilero del grupo. También se pueden usar como detectores de horteras, pero para eso está clarísimo que ya sirven: yo los he comprado a montones.

En fin, que desde hace un tiempo solo compro dados que de un vistazo puedas leer sin arriesgar las córneas por acercártelo demasiado a los ojos. Dados como estos:

¿Qué? Si no puedo ser hortera con los dados, dejadme que lo sea con los accesorios. 

4 comentarios:

  1. ODIO...cuando alguien saca esos dados que no se ven una mierda...me crispan de una manera algo insana xDD

    ResponderEliminar
  2. Tú no sabes lo que es tener una amiga que se compra dados en un viaje a Japón.

    ResponderEliminar
  3. En mi grupo de juego tenemos un jugador que usa uno de estos dados braille y siempre sospechamos que nos hace trampa xD

    ResponderEliminar
  4. ¿Puedo ponerte un +1000 al penúltimo párrafo? Al de los munchkins con dados que no se ven.

    ResponderEliminar

Comenta con libertad, comenta con educación.