04 julio 2014

Ablaneda, el prólogo

Lo que reproduzco a continuación es el prólogo que escribí para esta segunda edición de Ablaneda, uno de los juegos de rol indie patrios que más me han interesado en los últimos años, en cuyo crowdfunding de la segunda edición podéis participar entrando en este enlace, para haceros con una copia física.



"No es frecuente que los aficionados a los juegos de rol leamos los manuales enteros más de una vez; tras la primera lectura completa, y hay muchos juegos con los que no llegamos ni a eso, pasamos a usarlos como libros de consulta para hacer personajes o crear y dirigir aventuras. Solemos releer las partes más literarias si las hay, por puro placer, pero sabemos que estamos ante un documento de referencia, con un carácter sobre todo útil.

Ablaneda lo he leído entero tres veces. La primera vez, muy poco después de publicarse, yo estaba sumergiéndome en la exploración del panorama indie rolero español. Había descubierto con retraso la cantidad de material de calidad que escondían Arcano XIII y Fanzine Rolero (shame on me, shame on me!) y Ablaneda parecía destacar en calidad sobre la media. No me equivocaba. Me gusta comparar los libros con la comida y la lectura de este juego fue un plato jugoso, que no empalaga ni empacha, un pote norteño con mucha verdura y algo de grasa, seguido de queso con membrillo. José Carlos había conseguido una ambientación compleja, interesante, en un espacio tan claro y conciso como el Condado de Ablaneda y lo bastante distinta de otros juegos de rol de similar ambiente (pienso en Aquelarre, Pendragón o Ars Magica) para funcionar del todo como algo nuevo. Y en especial tenía lo que más me gusta en un juego; estaba enfocado, maravillosamente enfocado hacia una forma concreta de jugar. Desde las primeras frases hasta el final sentía saber el tipo de historias que el creador quería que contase, veía las partidas construirse delante de mis ojos con facilidad. Igual servía para un número muy cerrado de cosas, pero para las que servía, cumplía muy bien. Un cuchillo toledano, por poner otro símil.

Aún tardé bastante en poder dirigir mi primera partida; pasó más de una año desde la primera lectura hasta lanzar un primer grupo de ronderos a luchar contra una repugnante bestia del bosque que retozaba en un fango lechoso, encontrada mientras despejaban la Vía Férrea, cerca de Yerbosera. También me sirvió para comprobar cómo el sistema XD6 les obligaba a esforzarse en la interpretación de sus acciones para vencer usando sus rasgos más narrativos, menos obvios, que algún esfuerzo les había costado plasmar en esa extraña hoja de personaje que de repente entendían.


Habiendo pasado tanto tiempo desde la primera lectura, para preparar la aventura me obligué a zamparme otra vez el manual y así descubrí que en la primera ocasión no lo había leído entero. Al saltarme o leer en diagonal la parte que consideraba menos interesante, la habitual referencia a obras afines y agradecimientos, me había dejado la mención de José Carlos a mi juego de fantasía cínico-medieval “...y sus humildes servidores” y a otros juegos que a su vez habían sido referencia para el mío. La mención me pilló por sorpresa y me resultó una satisfacción de narices ver plasmado ese diálogo mudo entre autores que enriquece todas las obras y debería servir para sonrojar a quienes se atribuyen solo a sí mismos o a las inexistentes musas el origen de sus ideas.

La satisfacción creció cuando hace no mucho Rodrigo García Carmona nos juntaba en un grupo de autores y nos obligaba a colaborar para enlazar nuestros dos trabajos para la Puerta de Ishtar, encontrándome enfrente a alguien tan dispuesto como yo a contaminarnos mutuamente con elementos de ambos trabajos.

Pero he dicho antes que lo he leído tres veces, ¿verdad? Hace apenas unos minutos lo he terminado de hacer otra vez, a petición del señor editor de esta segunda edición, para aportar una última revisión del texto. Así he podido contemplar en temporización privilegiada, es decir, antes que todos vosotros, a esta nueva Ablaneda como moza crecida, más recia y avispada, más completa y mejor organizada, más útil y embellecida, con razones ya para alzar el mentón y llegar donde no hubiera llegado de pequeña. No puedo esperar a ver vuestras caras."







1 comentario:

  1. Ya comprobaste lo que me llamó la atención este juego en su momento. Estoy deseando conocer la segunda edición.

    ResponderEliminar

Comenta con libertad, comenta con educación.